Páginas

martes, 14 de noviembre de 2017

Mar

Cuando estoy de esta manera
lueguito pienso en lo hermoso que sería
vivir cerca del mar.
Tiestos esparcidos en la arena
incapaces de volver a juntarse
formando un solo organismo.

El mar seria benévolo 
dejándome explorar el límite de sus aguas
corroborando
que todo tiene un fin
y en ese fin un comienza.
Onanismo de gracia sin manos.

Los meses, años, días, horas, minutos, segundos,
todo pasa sin dejar rastro.
Ignoto tiempo buceando
por las aguas oscuras del subconsciente.

Olas despeinadas por brisas frescas.
Apoteosis de unión hombre-naturaleza.

Quién necesita faro para llegar a la felicidad
de encontrarse con uno mismo
a salvo de tormentas furiosas
sin vientos escarchados de premura.

Sinceridad en cuatro tiempos.











jueves, 9 de noviembre de 2017

Dos viernes

Un universo de letras a elegir. Formo palabras. Aparto las más dañinas como si fuesen manzanas podridas. El cansancio mental es alto. Dormí si acaso una hora. Podría quedarme aqui tirada contando las horas. No lo quiero hacer, tengo la responsabilidad de mantener en buen estado a mis mascotas. Además Barry me obligaría de alguna forma a dejar la cama. Debo quedar bañada y desayunada antes de que se vaya a trabajar. ¿En qué momento me convertí en su hija? Hace unos días me llamó la atención. Pasaron dos tipos montados en bicicleta con actitud sospechosa. Los vi cuando iba saliendo de mi casa. Se dieron cuenta que los vi. Uno de ellos bajándose de la bicicleta se dirigió a mi. "Buenos días doña güera". Contesté recelosa. Me hizo preguntas banales que contestë lo más segura posible. Los hombres me dan miedo. El tipo ke ofreció sus servicios. Anoté su teléfono en la libreta de Barry. Se la pedí por la ventana. El tipo seguía hablando. Lo corté de buena manera. "Adiós mi güera" -¿Tú güera"?, pendejo- subiéndose a la bicicleta. Toqué a la puerta. Barry abrió. Me hizo preguntas. No hables con nadie te he dicho. Ya lo sé. ¿Entonces? ¡Yo qué sé! El tipo me dijo "Adiós mi güera" está pendejo. No soy suya ni de nadie. Imbécil. No debo ni quiso preocupar a Barry, ya tiene suficiente con lo que le pasa para que todavía venga yo con estupideces a preocuparlo más. Punto final escribió. Hace tiempo conocí al Barry con el que no me casé. Es extraño cuando está. Solícito me cuida. Tolera el malhumor. Acaricia mi pelo. Qué cosas. No tolero que nadie toque mi cabello. Solo él puede hacerlo. Tengo que idear la forma para que acepte que lo revise un médico. Gruñón nis manda al carajo. Está pensando en arreglar sus papeles y todo eso. Me asusta. Yo si tengo huevos para darme un plomazo me dijo. Peo primero me lo das a mi contesté. Yo no quiero ser como Romeo y Julieta. Yo quiero un final feliz con Barry y ya. No concibo la vida de otra forma. No digan nada por favor. Esto es un desahogo. Por favor no digan nada. Tengo mucho sentimiento. Estoy enojada. Yo lloro.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Ella

Ha dicho:

Voy a estudiar para ser tan inteligente como mi abuela. La Bella dijo algo lindo de mi. Quiero llorar. Ella sincera. Me agrada saber que además de enojona vio una cualidad en su abuela. Y encima me quiere. No le gusta hacer la tarea conmigo.

-¿Abuelo, puedo hacer la tarea contigo?-
Si  hubiese sido maestra, sería de las que no se olvidan. Ni hablar nomás soy una señora enamorada de Enrique por siempre. Amor eterno porque no nos conocemos. Mi maestro de vida. Le acabo de otorgar ese título nomás porque me vio directo a los ojos. Choque eléctrico haciendo latir mi corazón loco.  Soy la más cuerda de los dos.

Viejita.

Ahora.

Ser inteligente no me exime de cometer errores ni de haber elegido el camino perfecto.
Yo como él necesito ahora un post, una casa y a ti.

No se rían cada uno escoge lo que cree mejor para su vida incluyendo un depresivo.... o un dios sin imagen.

Tuve tres maestros inolvidables. Lola, Teresa y Juan. Ellos pusieron las bases para ser lo que soy. Ortografía, disciplina, respeto. Todavía conservo esas tres cualidades. Moldearon el barro de mi niñez. No les tuve miedo. Me agrada La Bella no lo tenga conmigo. Sin ser su maestra la he conducido por buenos caminos. Eso para mi es algo grandioso.

Natalia se ha ganado mi admiración y respeto. Presumo pocas veces, la máxima calificación en mi certificado de primaria. Diez absoluto. Varios conocidos se han acercado pero nadie lo ha igualado. Sospecho que alguien lo hará lo hará muy pronto y sin esfuerzo.

Me satisface. Esta reina cederá su trono. Aí te voy abuela.
Blah ya me voy. Las niñas de mis ojos son chillonas.

¿Es en serio?












domingo, 5 de noviembre de 2017

Siguiendo mis pasos

Perfectísimo. Muy bien, lo acepto. Que ganes no quiere decir que perdí. Nueve años dando la batalla. Entendido y anotado. Acepto que estoy enferma ¿Y ahora? ¿Empieza la recuperación por arte de magia? Para volver a ser dueña de mí necesitaría volver a nacer. Eso aquí y en China es imposible, tratar de cambiar mi forma de pensar es impensable. Soy consciente de ello. Estoy enferma. Estoy enferma. Estoy y ya. Acepto vayas conmigo hasta el fin de mis días. Me tomará otros nueve años batallar contigo sin mencionarte. Te posesionaste de mis letras, te volviste importante. Junto con el hartazgo llegó mi fe. La fe. No recuerdo haber tenido fe más que cuando Babo Alejandro se extravió.¡Por favor Babito regresa! Barry dice que nunca olvidará mi imagen bajo la tormenta gritando y llorando a mi perro.. No nace esa misma fe por mi recuperación. El pp se hizo parte de mi. Cambió mi carácter de dura a extremadamente dura. Acepto hoy cinco de noviembre, el día en que hace más de media vida mi madre ingresó al hospital inconsciente para morir una semana después. Comienza una nueva etapa. La aceptación. El si en lugar del no. Tal vez si pusiera todo mi empeño en sanar lo lograría pero tengo cosas más importantes en qué pensar. Me apena pedir ayuda. Me apena pedir a Barry que me ayude a caminar. No es justo para él. Ocuparse de mi antes de ir a trabajar. Ocuparse de mi al regreso. No es justo. Se me ocurrió una idea. Huellas. ¡Si, huellas! Desde que me levanto preciso ayuda. Perfecto. Después de mil intentos de dar un paso viendo la impotencia de Barry al mirar mis pies anclados, se me ocurrió algo. Cerré los ojos. Imaginé huellas. Las seguí. ¡Bravo! Llegué sola a mi cama. Dibujarías es más práctico que llenar de pasamanos la casa. Lo que debo pensar ahora es la manera de que no hagan que se vea feo el piso. Sé de una pequeñita a la que le fascinará la idea. Seguir las huellas será divertido. Hablo de las del piso no las mías. Las mías no llevan a ningún sitio. Mis huellas se borran fácil. Nomás le haces así y ya. No existo. No existí. O si pero no. ¿Y ahora qué sigue? Que hayas ganado no quiere decir que perdí. Te toca. Click!

jueves, 2 de noviembre de 2017

La muerte está tan segura de alcanzarnos que nos da toda una vida de ventaja

Tanta miedo le tengo a la muerte que me he hecho su amiga. Dos de noviembre, se van los muertos grandes. Como cuenta la tradición hoy tienen permiso dos días para "visitar' a sus familiares o conocidos. Chupándose la esencia de los alimentos puestos en el altar de lo que fue su casa, llegan a recordar la vida. Buena o mala no pueden resarcir errores. Los unos vagan implorando un perdón tardío. Los otros a sus vivos para no morir del todo.las tradiciones, la familia, la alegría de sentirse vivos malviviendo porque nadie enseña a aprovecharla.

De eso se trata, aprender sobre la marcha. Si supiésemos lo que nos espera muchos no tendrían valor para darse una oportunidad. Suicidio sin muerte. Renunciarían del derecho a vivir para no hacer daño. Conocen su instinto. Mejor no nazco, gracias.
Haciendo lo que se puede voy sorbiendo la vida en traguitos. Dividiéndola entre el consciente y el inconsciente predominando este.
Armándome de valor tomé la bolsa de dulces que Barry trajo para repartir a los niños que toquen la puerta. No esperé llegaran a casa. Salí a buscarlos. Halloween adoptado. Tiene razón Barry, nuestra tradición es linda pero lúgubre. Respeto a la muerte. Lo que ayer vi haciendo de lado todo de mi, llené los ojos de alegría. Familias enteras caminando por la calle con sus hijos, nietos, mascotas. Todos juntos disfrazados. Imponentes lucían algunos. Salió el valor del que carezco. Pedí a Bruno me tomara una fotografía con el más feo monstruo que encontramos. Un muchacho con su espantoso disfraz estaba recargado en la pared. "Con ese" le dije a Bruno, "tómame una foto. "¿Te tomas una foto conmigo?" pregunté. Una voz cavernosa dijo que sí. Puso su mano sobre Mis hombros. Brrrrr yo si me la creo. De verdad me asusto. Gracias dije haciéndole cariñitos en su panza. ¿Yo con un desconocido? ¡Si!

Repartí los dulces con mi sonrisa desconocida. Le di incluso a unos niñitos pepenadores sin temor a que tocaran mis manos. Sentados en la carreta se asombraron de mi gesto. Otra niña se espantó cuando me acerqué (y eso que yo iba sin máscara, Awwwwww). La cara de felicidad de los niños no la voy a olvidar. Adolescentes penosos, novias cadavéricas, monjas en minifalda, payasos terroríficos.  Tanta alegoría de sonrisas.

Pedí otra fotografía a un payaso hacha en mano. Se nos acercó con un grito espeluznante haciendo que Cridsty y yo gritáramos asustadas. De verdad nos espantó. Mi mente los vuelve reales. Enfrento miedos de disfraces horrorosos.
Nadie me quita lo vivido, todo era felicidad. Llené los ojos de tanto para los momentos bajos. Para los viernes conmigo. Fui feliz lo admito. Necesité una bolsa de dulces y las manos de Bruno y Barry para ayudarme a caminar. ¿De modo que de esto se trata? Vivir la vida y sin pensar en como serlo. Mucha gente detesta el halloween. Valemadre lo que piensen. Fui feliz egoístamente.

En casa este año no vinieron mis muertos. Barry con su trabajo y yo con mi dependencia no podemos hacer mucho. No importa. Nuestros muertos como Pedirto Infante viven siempre en nuestros corazones.
Quiero si de pedir se trata, morir del todo cuando me vaya al otro mundo, ya no quiero ser inmortal. Quiero fiesta cuando muera. Quiero el olvido en permanencia total a quien en esta vida buscó ser. Nomás así, ser y ya está.

No me esperes hoy toca dormir.



















domingo, 29 de octubre de 2017

Baila conmigo

El Alter Ego perro se ha cansado de esperar a que encuentre mis ganas de morir. La mirada azul junto con sus fauces cercanas a mi mejilla me lo recuerdan todos los días. Para contrarrestar su enojo dejo que duerma incrustado en mi espalda. Es un dolor de huevos pero ¿Cómo negárselo. Siento es la manera de calentar sus huesos helados de edad. Cuando uno se llena de días el frío se torna constante.
Tocó bañarme con agua fría.
Miles de puñaladas en forma de gotas laceraron mi cuerpecito de musa atolondrada. Brrrr. Dicen que el agua fría es buena para templar los nervios. Soy cobarde lo admito. No concibo el agua fría más que pa' beber.
Amanecimos con horario que los aprendices de dioses han marcado. La brújula del tiempo ha perdido el norte. Exonero mi culpa de seguir durmiendo mientras La Bella entra aún de noche a la escuela.

Calixto mi gato mató un pajarillo.
Acababa de suceder cuando lo encontré. Tenía el cuerpo tibio y una gotita de sangre en el pecho. Parecía poema de enamorado. Una daga convertida en garra de gato lo privó de la vida, ¿Por qué los matas? Preguntó Barry mirando a Calixto. Él dormía en los brazos de la victoria desigual.
Las pesadillas me han dejado en paz.
Soñé que me caía. Dos veces en el mismo sueño. Todo pasaba en un lugar donde no había nada. Absolutamente nada. Ni yo. Nomás una vez pegué un brincote en mi cama despertándome. Todo bien, no pasa nada tranquila, estoy en mi cama.
En un mundo gris de suyo inhabitable
-no me gusta el gris y sin embargo...- me estaba riendo a carcajadas.  La risa hizo que me despertara. Es la primera vez que yo misma me despierto. Nada mejor que con mi propia carcajada.
 Tengo síndrome de piernas inquietas.
Tan acostumbrada estoy al pp que cuando no me muevo inconscientemente muevo la pierna derecha. Vaya con los testaferros mentales obligando a los hilos de esclava-títere a hacer lo que dicen. "Papá no me dejes aquí, no soy de mis abuelos". A pesar de todo. A pesar de nada. En otros tiempos esta frase habría acabado conmigo. Reconozco que todo ha cambiado. La dueña de los defectos es proclive a cometerlos como si de ello dependiera respirar. Además los dedos insanos dejan la escritura a su libre albedrío.
Mentiras piadosas.
Le dije a Natalia que el pajarillo muerto era el que me decía como se portaba. Voy a contratar a un colibrí, muñeca. Él me dirá casi al instante lo que hagas.
¡Híjoles abuela!
No te preocupes de nada mi Bella, tú sigue siendo la niña feliz que eres, los colibríes no son chismosos.
Tall como canta la Chaquira (Shakira) ondulando las caderas

¡Ya me fui! 

¿Lo ves? Tengo respuesta para todo. Que sea la idónea no me corresponde. 
Hay gente para todo. Hay cosas que se cuentan y parecen ciertas. 
¡Ay estoy hablando como Enrique! 



Salebai.






martes, 24 de octubre de 2017

De blanco vestido

¡Por fin! He leído la noticia anunciando la llegada de la época más bonita del año. Con once grados de temperatura y un grueso abrigo blanco se vistió la mañana. Llega un frío extremoso atacando nuestros huesos, metiéndose por la nariz haciendo que los ojos se cierren al sentir su intensidad. La neblina espesa colorea de rojo manzana nariz, mejillas y manos. Las casitas rústicas casi extintas por el avance de la civilización exhalan humo oloroso a café de olla. Madre asoma por mis recuerdos haciendo tortillas finas de maíz. Exquisita melancolía impregnando mi nariz. ,

Arrejuntaditos dentro las familias calientan historias al compás de la experiencia. Los abuelitos secando sus suspiros cerquita del fogón. Tardará mil años en despertar el sol. Caliente en la cama  despereza los rayos acurrucándose nomás otro ratito. Quizá por aí del mediodía asome los cabellos brillantes sin peinar.  Bebiendo café acompañado con un bolillo.  El sol se ha puesto viejo, las reumas atacan las ganas de levantarse.  Regresa a dormir el día arropado con cobijas antiguas. 
A la distancia la ropa tendida serán cartulinas al viento. Fantasmas de colorida manta. Ellos también estarán congeladas hasta el huesito. 

Hoy por fin ha llegado la primera neblina.  Allá lejos donde el aire huele a cedro, madera enraizada en los recuerdos de niña solitaria.

Me asomo a la ventana aquí en esta casa donde vivo. Aquí no hay sol, no hay neblina. El día con remedo de frío hará que los abrigos estorben a primera hora. Es un mal remedo de conciencia. Al rato el sol saldrá como si nada. La vida de un añorado tiempo existirá sólo en letras. Cuando asome el astro rey, monarca absoluto de los cielos estarán tendidas mis palabras. limpias, relucientes, bien blanquitas que no hagan daño a nadie. 

El lejano lugar donde nací se vistió de blanco anunciando la llegada del frío. La época más bonita del año. Qué sol ni qué ocho cuartos. Qué playa ni que hombros desnudos. Qué cielo de lastimoso azul. El mar en tus ojos. Qué otro año viviendo con sabor a gusto atarantado.

Pingüinos corriendito rumbo a la escuela. Carne de gallina es lo que veo. Narices de rojo infantil. 11 grados de temperatura, bajarán más camino a la nieve del cerro lejano. Delicia pura bebida con sorbitos de tequila calentando el alma. Neblinas infranqueables. 
Hay que manejar con cuidado, la carretera del diablo con sus curvas peligrosas tienden trampas. Extremen precauciones. El terruño de la MaLquEridA tan bello, tan lejos, tan lleno de besos sin dueño ha despertado al invierno disfrazado de otoño y yo aquí sentada en mi sombra arrullando ternuras.







sábado, 21 de octubre de 2017

¡Lárgome de aquí!

Círculo vicioso. No hallo la salida 
¿Izquierda? ¿Derecha? 
Recto 
¿Y si choco?  No es recto.
¿Desandar la senda?
Salir de este círculo vicioso.
Para poder caminar necesito la pastilla,
para tomar la pastilla necesito tener algo en la panza,
para tener algo en la panza necesito llegar a la cocina, P
para llegar a la cocina necesito caminar, p
ara caminar necesito la pastilla,
para tomar la pastilla bla bla bla.
 Hámster rodando y rodando sobre la rueda infinita de la insensatez. Demasiados problemas enmarañados en mi cabeza de Hidra. Serpientes irracionales devorando el cerebro. La vida tan sin embargo ¿pa' ónde jalo?
 Me bajo de la rueda me voy a dar un Madrazo.
Si me quedo girando, ¡Ya me cansé! En sintonía con Enrique Todos tenemos problemas.
Si pero los míos son míos.
 Lo mejor de todo, no lloro. ¡Vientos por mi!
Soy SabinaCuca, nadie se acerque o los muelo a picotazos.
Busco una salida.
 Por la derecha sin agarrar ninguna curva.
Derechito y hasta no verte Jesús mío como diría la gran Jesusa Palancares. Erudita de barrio. Quiero llamarme Jesusa pa' que me digan Chucha.
¡Chuchaaaaa! Chucha cuerera,
no cualquiera
nomás yo.








viernes, 20 de octubre de 2017

La muy muy fascinante

En lugar de ponerme a saltar de gusto como canguro brinque y brinque no, aí va la MaLquEridA y su intrínseco comportamiento. Mi hija me mostró el video donde por fin después de tanta espera se muestra el brazalete inventado por un estudiante para que los pp volvamos a la "normalidad". ¿Se imaginan lo que sería volver a ser yo? Yo no soy yo, soy una pp. La cosa es que Laura con su mejor sonrisa sin decirme de qué trataba me mostró un video. En este se veía gente hablando del cambio producido en su vida a raíz de la aparición del puto Parkinson. mientras hablaban la cámara hacía tomas de los pies, manos y cara de los enfermos. Para ese entonces mi mente trabajaba a diez mil revoluciones por minuto. Ah caray me dije a mi misma, ¿Cuándo lo grabaron? No recuerdo a menos que no me haya dado cuenta que fuera grabada. Tampoco recuerdo haber hecho pruebas con el brazalete. El video seguía corriendo. A Laura la alegría se le iba esfumando. Mi cara comenzaba a reflejar decepción. ¿Adivinan la razón? ¡Exacto! Porque no salí en el video. Aclaro que nadie me dijo que saldría ahí, luego entonces no hay nada que reprochar -banalidades al calce- dijeron que haría pruebas con el brazalete eso sí. Tampoco hubo promesas de ningún tipo. He ahí la importancia de llamarme Flor de María. El ego da cabida a todo. Entonces señoras y señores, el video se terminó ante mi mutismo. Laura cerró su computadora muy triste por mi reacción. tengo el grave defecto de dejar que mis emociones tomen por asalto mi cara al primer descuido. No las sé ocultar. En la vida esto me ha traído muchos problemas. Cuando me daban un obsequio la boca decía "muchas gracias qué lindo" pero mi cara decía "¿Esto qué?". Hiero con mis palabras -lo sé, lo sé- pero cuesta un huevo y la mitad del otro disimular. Que me caiga un rayo si miento. Empecé hace poco el camino del aprendizaje de mi condición humana. Cambiar de forma de ser lleva su tiempo. "Tantos años de marquesa y no saber mover el abanico". Salir de los ignotos silencios cuando me enojo, reconocer cuando yerro, me está costando pérdida de amigos, abandono de querencias, adioses de ingratitud, eliminación de tantos porqués. A días de haber sucedido este vergonzoso capítulo con mi hija sobre mi reacción del video, reconozco que es más sencillo seguir siendo yo a cambiar. Soy muy aferrada, si digo negro es negro y haganle como quieran, pero -malditos peros- elegí cambiar se senda. El siguiente paso es ofrecer disculpas a Laura. Me va a costar un huevo. Ni modo es el precio a pagar por mi insensatez. Si tuviese que pagar mis errores el infierno sería poco. Entonces señoras y señores, niñas y niños, toros y vacas voy a hacer lo que corresponda. El camino es largo, espero si es que hubiese recompensa por ser buena persona que el cielo no sea mi premio. Sería muy aburrido tratar con puros angelitos. Las ala me estorbarían para volar además mantener bllamca la túnica de alma buena sería como si me dijeran: Quédate sentada y no te muevas ¡¿Pos cómo!? Deseo-sin esperar- que el diablo no lea esto porque si no me dará la espalda y eso señoras y señores no es cool.

lunes, 16 de octubre de 2017

Días extraviados

La semana pasada perdí un día. Lo extravié en algún lugar de la cabeza. Mi enmarañado pelo hace nido los pensamientos. Nido de pájaros escandalosos. El día que perdí lo encontré por la tade ya cuando no servía de nada. ¿De qué sirve vivir un día que todos ya vivieron? Es desfase. No estoy en sintonía. Hoy estuve a punto de perder el lunes. Cuando abrí los ojos sabía que era martes u otro día. Cuando desperté después de haber vagado por el mundo onírico las horas se acomodaron en cámara lenta. 11.30pm, 4.25am, 6.15am. Estas pastillitas tienen el don de hacerme perder la ubicuidad. Este martes no tenia la cara de tan sin embargo. Recordé el desayuno-comida en familia. El desvelo del sin-saber, la tarde amodorrada de los tres. Los enojos, los problemas de los días desacompasados. Los silencios ante mis amigos. "La fe es un grave sufrimiento, es como amar a un extraño en vano..."canta Enrique en mis recuerdos. La fe es un sentimiento extraño recién adquirido. La fe permitió que Bruno me abrazara. La fe permitió tener un fin de semana de chicas agradable. "Abuela tú eres chica de tamaño pero no de edad". Voy con cautela sobre la fe. No le he dado poder suficiente por si falla duela poquito. Hoy es lunes con cara de martes. Volveré a dormir, quizá cuando despierte, las horas se hayan acomodado para que el lunes vuelva a tomar el lugar perdido. Los problemas han hecho mella en algún lugar del cerebro. A veces consigo resolverlos con un artilugio mágico. Otras veces sólo duermo. El hombre sin memoria se quiso suicidar pero olvidó cómo hacerlo. Entresijos de colores adornan su mundo y el mío. Nunca fue tan nuestro como ahora. Volveré tal vez a corregir errores del escrito de hoy si la tendencia permite hacerlo. Si no vuelvo es que encontré mi lunes perdido en las manos del Señor.
Acomodar recuerdos en el desván de las derrotas. Comenzar por no olvidar los gratos. Mente selectiva dicen. Lo que diga poco importa. Valor de lo perecedero.

miércoles, 11 de octubre de 2017

¿Qué crees?

Mañana será un mes en el que desahuciaron a mi Alter Ego perro. Benito Tiki por tercera ocasión dejó con un palmo de narices a la muerte.
Se puso muy enfermo de un momento a otro. Adelgazó como si alguien hubiera comido sus carnes. Ya he dicho que cuando alguien enferma en casa el más grave va al médico. Digamos que siempre tengo esa suerte. Esta vez cambié mi visita al especialista por llevar al veterinario a mi perro. No, no tengo buen corazón simplemente es sentido común. El Alter está viejo, necesita cuidados y yo... pues ya sabemos que de alguna manera se resuelven los problemas de salud.

Lo llevamos al veterinario un día 12 a pocos días de la pérdida de mi otro chihuahua. Era tal el estado de Tiki que enterneció a la médica. Lo revisó de todo con bozal de por medio. Tiki no tiene dientes pero muerde y duele hasta el último de tus te quieros.

-Está muy mal- dijo la doctora. Insuficiencia renal, hernia discal, soplo en el corazón aunado a la vejez lo hacen no apto para operarlo. Lo mejor es dormirlo. Se ve- continuó- que lo han cuidado muy bien para la edad que tiene y por lo que se ve lo quieren mucho, no hay otra opción.




Benito Tiki mi Alter Ego perro.



-Denle lo que quiera de comer, sáquenlo a pasear, consiéntanlo, cuídenlo de los chiflones de las ventanas y puertas, Tiki no está produciendo su propia temperatura hay que mantenerlo abrigado.

Voy a aplicarle una inyección para que puedan despedirse de él. (Para mi familia las mascotas no son tales son miembros de la familia y como tal los tratamos).

Con lágrimas inacabables Laura y yo nos llevamos a nuestro perro. Por obvias razones la decisión recayó en mi. Es mi compañero en estos últimos años. Tenemos un vínculo indestructible por esa razón ¨hicimos¨ -él y yo- un pacto. Cuenta la leyenda que en la vida se tiene que cuidar un perro para que al morir este sea el encargado de ayudar a cruzar el río que separa la vida de la muerte. En mi caso Tiki será el que me acompañe. (No se rían, esto es serio, conservo dentro de mí algunas creencias de mis ancestros aztecas).

Yo fui más allá. ¨Hablé¨ con mi perro para acordar que el que se muriera primero vendría por el otro. Por la mirada del Alter Ego su muerte no está muy lejana. Están en lo correcto señoras y señores Tiki no se murió. Dado que reaccionó favorablemente al medicamento lo llevamos al día siguiente al veterinario. La doctora le aplicó esta vez una inyección con morfina para darle un poco más de tiempo y todos pudiésemos verlo.

Nada, igual que las veces anteriores Benito Tiki le azotó la puerta en la nariz a la huesuda. Supimos que estaba fuera de peligro cuando sin pensarlo brincó para morderme mi manecita. Desde que enfermó se había vuelto callado. Un ser invisible habitante de mi casa dormido bajo una cobijita blanca.

Pues eso nomás, el Alter Ego sigue vivo ante el asombro de todos. La doctora ha dicho que le demos una buena vida y que ahora que está disfrutando lo durmamos. No haremos eso. Mi perro está feliz. Ha recobrado el apetito -el peso no- brinca, ladra, muerde, en fin está vivito y coleando.

Puede ser que me esté esperando para irnos juntos no lo sé pero mi Tiki me ha enseñado a vivir a pesar de que de pronto todo esté en contra. Con él a mi lado nada me asustará cuando llegue al inframundo.

Y ya eso es todo, chido ¿No?




















miércoles, 4 de octubre de 2017

Me-moría sin recuerdos

Volví a sentir el terror que me da salir a la calle. Hace unos días lo expuse a mi familia. La vorágine también trajo la desmemoria. Cuando tengo que salir pienso en otra cosa para no dejar que el terror ancle mis pies al pavimento.
Actitud ante todo.
Respiro hondo. Miro a los lados para ver que no haya nadie. Doy los primeros pasos agarrándome de la protección. Todo normal nadie me mira. No pienses Flor, no pienses. El miedo está acechando, no le des cabida. Miro sin ver.
No me veas ¿No ves que no puedo caminar? Fijo los ojos en los pies. Logro sortear las miradas de quienes creo me están viendo cuando en realidad ni se dan cuenta de mí. Este maldito miedo inhibe mis deseos de gozar la libertad de ser quién la mayoría ignora. Una viejita mamona con aires de grandeza y actitud arrogante. ¡Abran paso so palurdos!
Pienso lo bello que se llevó de mi el tiempo. La melena negra con rizos de ilusión. Blah a nadie importa quién demonios fuiste. Tranquilízate. Lo que ven es lo que saben de ti sin contemplaciones. Hace frío ¡Bendito clima de octubre! Las montañas a lo lejos se ven bonitas con sus rebozos de nube. Parece postal de las que venden en el centro.
He llegado a donde voy, empecemos el camino de regreso. Perfecto, nadie me mira. Una ligera llovizna comienza a caer. No la siento ¡Corre por Dios está lloviendo! ¿Qué es correr? La desmemoria se llevo conceptos. Cuento los pasos. Uno, dos, tres, cuatro, cinco. Caben cinco pasos en cada tramo de banqueta. Uno, dos, tres, cuatro, cinc...¡Maldición no me veas! Mi vecino el asesino ha salido y me mira. Uy. Un...o...dossss... Tr... Pinche madre los pies se volvieron de plomo. Me paralizo. Contesto su saludo sonriendo pa' que no se de cuenta. ¿Cómo chingados dijeron que debo hacer para salir del "congelamiento"? Trastabillando sigo el impulso de mi cuerpo, nomás falta caerme pa' redondear el numerito. Logro dar un paso aferrada al bastón. Concéntrate nadie te mira. Viene la parte más difícil. Cruzar la calle. Volteo a ver si no viene coche. Nada. Mis pasos lerdos, lluviosos, dubitativos terminan por agarrar el ritmo. ¡Vientos Flor de María, lo hiciste muy bien! Sin loas corazón te falta el otro tramo de la calle. ¿De dónde salió ese coche? ¿Y esa gente que te mira? Pies.. Pies.. Pies por favorcito no me fallen. Olvido que no sé caminar y sigo con la lluvia tomando por asalto mi cuerpo. Estoy hecha una sopa.
Abro la puerta. Sana y salva me miran los chihuahuas. Respiro profundamente. Logré llegar sin un rasguño. Mañana otra vez y luego otra vez y miles de otras veces tendré que salir para que el terror de caminar sola no se apodere de mi. Actitud chingao. Después, mañana o pasado encontraré ocasión de quejarme que para eso nací. Será el tiempo quizás lo que algún día me permita vivir sin lanzar a los aires un ¡Maldición! Total qué más da si para morir nacimos. Con o sin ayes de impotencia el mundo sigue dando vueltas.


Click.











lunes, 25 de septiembre de 2017

Ecos de un beso jamás dado


¡Rápido! ¡¡Rápido! Escribe rápido antes de que otra cosa pase. La mera verdá ya quisiera cambiar de página pero los vivimos aquí no podemos aunque quisiésemos.
Estoy parada en una nube trepidante acompañada por el hombre sin memoria ayudándole a no perder sus recuerdos.
La realidad ha sobrepasado a todos. Tiembla cualquier momento. Las réplicas se suceden unas a otras. A veces las sentimos a veces pasan imperceptibles a nuestras rodillas. Todo está revolucionado. La gente se ha volcado a las calles a ayudar, quien diga que México es un país desunido tendría que tragarse sus palabras. Ha sido increíble la ayuda de la gente recorriendo largas distancias con tal de socorrer a poblaciones lejanas a las que la ayuda no ha llegado.
Me da una poca de pena decir que no he colaborado en nada, ¨mucho ayuda el que no estorba¨ me digo so pretexto de padecer pp.  Eso cae cuando veo por televisión a un señor en silla de ruedas sacando escombros de un edificio derruido. Otro sin un pie escarbando con sus manos buscando vida debajo de toneladas de cemento. Me tapo entonces la cara para borrar esas imágenes de mi memoria. Esta vez no he colaborado con nada. Ni un peso he dado. Esta vez trato de convencer al hombre sin memoria que compre básicos para las mujeres damnificadas pero en algún lugar del viaje olvida mi encargo. 

La Casa de los Aviones está dañada, nuestra casa ha visto volver a uno de sus valiosos miembros mientras Protección Civil indica si el departamento es habitable. 

Se supone que hoy volvería todo a la ¨normalidad¨ pero no ha ido posible. Hay muchos edificios dañados, escuelas con cuarteaduras. La gente tiene miedo. La réplica del sábado hizo que muchos salieran como estaban. 

Sustraerse de la realidad es como cerrar los ojos frente a un espejo. No puedes dejar de verte.

Quiero escribir algo que no sea de sismos. 


Érase que se era un lugar lejano a mil millones de años luz habitado por El hombre sin memoria, La mujer encallada en una nube trepidante, perros viejos, loros en alharaca constante y un gato flojo sin edad.
Érase que se eran los habitantes de un cuento imaginario.
Érase que se era una historia de amor que nunca pude escribir.











miércoles, 20 de septiembre de 2017

Vorágine

Después de tanto tiempo de haberse implementado en México los simulacros sobre los sismos, nos tocó ayer a Barry y a mi participar en uno. Eran las once de la mañana. Al escuchar la alarma salimos ordenadamente de la tienda. Llegamos al punto de reunión tranquilos, en calma. Tomaron una foto mientras nos agradecían haber participado. La piel se me puso de gallina al ser parte de algo que ni remotamente pensé sucedería. Dos horas después ocurría el segundo terremoto más terrible que me haya tocado sentir. Panchito el loro y su aletear desesperado me pusieron en alerta. Colgando el pico se esforzaba por erguirse. Lo vi. Quise enderezarlo pero una fuerza violenta me arrebato la jaula de las manos. ¡Qué diablos! Tardé poco en darme cuenta lo que pasaba. Las jaulas, plantas, agua, el Sr. Calavera, todo se movía muy fuerte. ¡Está temblando! Grité. Los pp cuando nos encontramos en situaciones caóticas o peligrosas reaccionamos haciendo lo que de cotidiano olvidamos. Correr. ¿De dóndemadres salen las fuerzas para hacerlo? Npi. El caso es que corrí del patio trasero a la sala. Me encontraba sola. En la vida voy a olvidar el crujir de las paredes. El sismo fue trepidatorio, no había forma de sostenerse de nada. Para ese entonces ya estaba llorando cuando la puerta se abrió. Barry entró para detener mi loca carrera con sus brazos. Tranquilizándome con mi cabeza en su pecho acariciaba mi miedo. Pude ver dentro de mis sollozos a través de la ventana a una mamá parada a media calle abrazando a sus hijos. Todo esto ocurrió en menos de tres minutos. Pusimos las noticias alarmados. 7.1 de magnitud tuvo el sismo. Por suerte teníamos el coche para ese entonces Nataliia ocupaba nuestros apuros. Volvió a suceder el milagro. Al ver a las madres asustadas corriendo hacía la escuela, hice lo mismo bajando del coche. Dentro del plantel había un caos muy bien organizado. El rumor de las voces de los niños rodeando a sus misses hacía que se oyera una especie de zumbido tétrico que hizo poner los pelos de punta. Una miss me preguntó por quién iba. Barry ya se había adelantado por ella. Natalia consolaba a su amiguita tres años mayor que ella. "Me preocupa abuela -decía con su vocecilla- está muy asustada mi amiga". salimos in mochila, todo quedó dentro de la escuela. Ya bajo resguardo contactamos a tosan familia. Somos afortunados de nuevo, no nos pasó nada no así a mucha gente que quedó atrapada bajo los escombros. Esta vez hubo muchas víctimas. No puedo dejar de pensar en la escuela que se derrumbó cerca de La Casa de los Aviones. Fue esa zona la más afectada de la ciudad. Era impactante ver como de los escombros sacaban a los niños. Tiemblo nomás de pensar en lo asustados que están los ue aún permanecen bajo los escombros. Algunos mandaban mensajes a sus familias pidiendo los rescaten. Impactante. Ya está amaneciendo. La cifra de muertos aumentó considerablemente. Me dediqué a retuitear todo lo que podía. Lo sucedido hace unos días con mis chihuahuas me hizo poner especial atención en las mascotas perdidas en el derrumbe. las caritas de los perros me dolían. Me duelen los niños. Me duele la gente. Me duelen las mascotas. Es horrible niños, muy espantoso. Quisiera fuera una de esas pesadillas recurrentes que desaparecen al abrir los ojos. Hoy tenía cita en el Hospital Español para valorarme y saber si soy candidata a operarme del cerebro. No voy a ir eso es obvio. Todo lo sucedido es demasiado para digerirlo. Demasiado para olvidar. Hice una promesa. Estoy lista para cumplir. No tengo miedo. Gracias por leerme.

sábado, 9 de septiembre de 2017

Ahora que...

Ahora que todo es más claro quiero decirles a aquellos que amablemente se han interesado por mi salud y la de mi familia quiero y escribo que estamos Bien. El terremoto -antenoche creíamos que no había pasado nada- no causó por aquí más que susto. No así en Chiapas y Oaxaca -dos de los estados al sur más bonitos y pobres del país- sufrieron muchos daños. Esta vez parece que la muerte no se llevó a mucha gente -sin que nadie se ofenda- -no por eso deja de sentirse el dolor de las ausencias- no como el pasado temblor de hace 32 años. De alguna manera hemos aprendido a pensar antes de correr. A todos los que se interesaron por mi y mi familia quiero decirles que estamos bien. A los que no preguntaron porque no saben cómo hacerlo -sé que te preocupaste- les agradezco su silencio. Yo tampoco sé qué decir cuando las cosas se ponen feas. Estar sin estar también ayuda. Cuando uno despierta y ve muerte y destrucción se siente agradecida de amanecer en su casita sin un rasguño. Es menester no decir más, luego termino enredándome. Tienes razón "hablo" como Cantinflas chato. Creo sin dudar que México es un país muy fuerte. A pesar de que digan que nos vale madre todo. A pesar de temblores, políticos corruptos, narcos y demás sanguijuelas México sobrevive. Por algo ha de ser. Ahora que estoy despierta y con la mente lúcida escribo mi pensamiento. Después ya hablaremos si la vida nos sigue dando una oportunidad.

domingo, 3 de septiembre de 2017

Cómo puedo pagar...

Dicen que a los héroes les mandan ángeles a que les ayuden a obtener un logro. Sin ser heroína he sido bendecids con ángeles desconocidos. Algunos no me leen, no saben que tengo un blog. La mayoría de los que si me leen, conocen de mi. Saben de la enfermedad que padezco. Me hab tendido la mano. Lo más probable es que a muchos de ellos no llegue a conocerlos. Reconozco también la enorme ayuda de algunos Miembros de Los Apellidos Ilustres han hecho por mi lo que yo no haría por ellos. Regalarme su tiempo. Atravesar la ciudad en su día de descanso, prestar suu casa, sentarme a su mesa, donar sus ganancias. Eso lo han hecho por mi. Los amigos desconocidos tendiéndome la mano cuando estuve sola mientras la muerte era la única salida. Respira... Respira... Concéntrate en eso. Yo sin dejar de llorar por el dolor de la puñalada recibida. El ángel en la lejanía ayudó a este ser perdido en lágrimas. Los amigos -cuando digo amigos también digo amigas- respetando mis largos silencios. Cuando me enojo, cuando me río, cuando sueño, cuando muero busco la soledad de mis silencios. Los incondicionales Barry, Laura, Bruno tan grandote y tan temeroso de no saber qué hacer en las crisis más que con su mano de oso sostener la de su madre sin verla porque se asusta como niño ante el dolor. Un día mi psicóloga favorita -el primer ángel al que mi soberbia aceptó ayuda- me dijo: Hay que aprender a dejarse ayudar. No se ayuda por lástima. Es por tomar la oportunidad de ayudar a alguien porque nace hacerlo. Ante la pregunta vana favorita de mi incredulidad ¿Por qué me ayudas?. Porque me nace -dicen- porque te quiero. Eso compañeros cuesta mucho aceptar. Que me quieran como soy. Por lo que soy. Aceptando como soy. Eso no cabe en mi solitaria neurona. Que alguien me quiera a pesar de lo que soy, hubo un cantante mexicano al que le fue otorgada la gracia -Dios tiene favoritos- de escribir una canción de agradecimiento antes de morir. José Alfredo Jiménez. Gracias se llama la melodía. Si tienen un ratito búsquenla en Youtube. Les pondría el link peo tampoco he aprendido a hacerlo. Hagan de cuenta que soy José Alfredo cantàvdoles esa canción. Gracias les digo acostada en mi insomnio. Gracias por regalarme su tiempo, sus palabras, su cariño. Muchas gracias àngeles desconocidos que pasan por aquí a leer mis necedades. Pido perdón por no saber estar. Por desaparecer en los momentos importantes buenos o malos. Perdón por extenuar Mi odio contra el mundo que no entiendo. Gracias por no dejar envenenarse por mi mala leche. Absolutamente gracias a todos. GRACIAS.

sábado, 2 de septiembre de 2017

La vie en rose según mis propias palabras

No hay consuelo que valga niños. Categórico ha sido la advertencia. O me alineo por la derecha o me carga la chingada. Después de preguntar tres veces como estaba, la especialista dio su veredicto: está a un brinquito de la diabetes. Fuera refrescos, azúcar, dulces, jugo de frutas, chocolate, gelatina, frutos sabrosos, pasteles, pan dulce, galletitas. Todo el sabor de la vida me han prohibido. Nada es lo que voy a comer. Aumenté dos kilos y medio después de Permanecer por mucho tiempo en mi peso. Estoy segura soy el experimento de una mente amorfa. Si no ¿Por qué a mi? No me vengan con explicaciones anodinas. Total, no digan que la verdura es rica. Si fuera así desde hace mucho sería una vaca bien formada. Con mis marchitas negras y toda la cosa. La verdura no me gusta, sabe a comida de hospital. Voy a parecer vaca rumiando puro verde. ¡Puagh! en mi papel de enferma sin cura Barry había consentido darme de comer lo que quisiera. Es cuestión de tiempo. Ya me lo dijeron. El sedentarismo ha instalado su cuartel general en mi cuerpo. Mis antepasados -Los Apellidos Ilustres- me heredaron la diabetes -¿No podían ser como los demás heredándome mucho dinero?- No hay consuelo que mengúe mis penas. Voy a ser una flaca sana malhumorada. Como es costumbre Barry accedió a mi petición de comer todo lo que me de la regalada gana hasta el lunes. El maldito lunes desaparecerá el dulce de mi vida. Mejor que me orine un perro. Llevo el mismito camino del Alter Ego, mi Tiki, el perro con el que hice el gran pacto de amor, adelgazó mucho. Puedo ponerme a tocar la marimba oaxaqueña con los huesos de sus costillas. Si si si si, voy a estar sana según. ¿Quién puede vivir sin dulce? Me quedan dos días para tragar todo lo que se me antoje. El lunes el fiscal verdugo del Barry junto con sus secuaces -vulgo mis hijos- y huestes que le acompañan me quitaràn la alegría de la vida. "Es por tu bien", "la diabetes es cosa seria", "Si no te cuidas tú nadie lo hará por ti". Mucho bla bla bla. Mejor morir. Voy a ser una vaca flaca enojona. Dejaré de ser musa del poeta trashumante. Los poetas no le cantan versos a las vacas. Y no me vengan con que a la larga el beneficio es para todos. Si yo estoy bien todos lo estarán también. Blah pamplinas. Desde mi lecho de reina os digo mi furia caerà sobre todo aquel que ose negarme una delicia. Mi puto dios ha de haber dicho: 'amos a darle una calentadita a esta pendeja que no se crea que la vida es miel sobre hojuelas. ¿Ya se acostumbró al pp? ¡Perfecto! Vamos a sacarla de su zona de confort. Voy a darle otra probadita de lo que es vivir sin contemplaciones. Aí te va otra prueba pinche Flor de María, MaLquEridA mojigata. A ver qué haces. Pinche dios, tú dale al fin que aquí está tu pendeja. Dos días señores y señoras. Dos días para ser feliz pero un poco desgraciada. Mientras espero la llegada del lunes rumiando nubes ¿Hay alguien que pueda ayudarme a llegar al baño? ¿Alguien? ¿Nadie? Blah para eso me gustaban. Una vida sin dulce es igual a una flor sin aroma. Ya me voy. el pp ya se dio cuenta que desperté y que estoy escribiendo. Vaya a ser la de malas y vuelva a borrar entradas sin querer. Siento algo que me aprisiona el pecho. Algo llamado desasosiego. Soy vacamusa sin chiste. Chaito. Hasta mañana. Juro ante las voces aparentes que quiero un día despertar y ver que todo fue un pinche sueño. Aí luego nos leemos. No escriban tanto porque no puedo terminar de ponerme al corriente. Hay mucho por leer oigan. ¿Quiën me ayuda a llegar al badrum? ¿Nadie? Qué gachos. Gracias los que llegaron hasta aquí. A los que no pues no. Un placer. ¿Enibary hir? ¿Por qué yo otra vez?¿Ya es mañana o seguimos en el hoy?¿Muuu?















viernes, 1 de septiembre de 2017

29 de agosto

Para hacer poesía se necesita ver la vida a través de la piel. Sentir el amor con ternura desquiciada. Para hacer poesía se necesita perder todos los sentidos. Abandonarse al amor. Entregar el alma al dueño o dueña de los suspiros.
Para hacer poesía uno tiene que ser ciego o si no ver el mundo con inocencia. La muerte ocupa junto al amor un papel protagónico. Yo soy amiga de la muerte pero igual que a los amigos uno los deja un poquito en el olvido pa´ no fastidiarlos con lloros bobos.

En otra vida quise construir poesía.  Mis dedos empezaban a manejar diestros palabritas de amor sin mucha miel porque a pesar de ser amor, mucho dulce hace daño. Me salían las palabras fácil. No se escondían como el dinero que ante el agobio uno busca hasta por debajo de las piedras.

Un día quise sin soñar ser poeta -que no poetisa- dejaba a mi piel hablar. No había lágrimas en mi poesía. Tampoco dolor ni quebranto. La querencia era reina en mis ¨versos¨ de amor. Un día algo pasó. Mi piel dejó de sentir. Mis dedos dejaron a la mente hablar. Mi boceto de poesía se perdió en un mar de dudas con una piedra atada en el pescuezo. Se fue a las profundidades del mar. No sé nadar. El mar tiene todos mis respetos. Nadie se suicida en él por miedo a que diga que si.

La poesía con sus versos, con rima sin risa ni cursilerías chocantes se aburrieron de esperar a que esta musa sin poeta escribiera el poema que la consagraría ante el amor. La poesía es algo a lo que los elegidos tienen acceso inmediato. Cortarse las venas no vale. La poesía escrita con sangre de amor termina por suicidarse.
He dejado de expresar mis querencias en una intentona de versos. No tiene sentido un poema sin amor. Además quién puede construir poesía con términos equivocados. Empezando por ¨construir¨.
La poesía no es un edificio. La poesía se vive. La poesía se siente. El poema es amor. Amor de literatura. Hay que sentarse a la orilla de mi mar a esperar saltar una palabrita de amor. Escribirlas rápido rápido que se te escurre entre los dedos.
Mi poesía habita en un mar seco. Me quedé con la caña de pescar y un balde de peces vacío. Dejé de escribir conatos de poesía cuando dejé de sentir. No trates de entenderme soy mujer, menos siendo la MaLquEridA. El entender habita en los espejos. Hablo un idioma extraño. El amor requiere desnudar el alma y la mera verdá me da mucha vergüenza que vean mis miserias.

Un 29 de agosto de hace mucho tiempo.


Gracias infinitas por leerme.



(Pr un temblor de manos borré esta entrada. No pude rescatar os comentarios. Lo lamento, el pp se inmiscuye en todos lados).










viernes, 25 de agosto de 2017

A más de cien

La primera salida "oficial" en silla de ruedas fue divertida. Laura es muy osada. El esfuerzo por empujar la silla en una ciudad que no es para discapacitados no la detuvo. Hizo el camino divertido. ¿Por qué hace de lado su sufrimiento para hacerme feliz? Ella es igual que Barry, primero todos antes que ellos. Yo soy al revés -mis "Yo" siempre son primero-. Siendo así evito lágrimas de decepción. La realidad lastima más que las utopías baratas de los desagradecidos. Hacer el bien sin mirar a quien tiene sus bemoles. Egoísmo sin afeites. Que nadie juzgue a los demás.
¿Te sabes 21 de octubre?
Sigo mi relato, no me distraigan.
Morimos de risa cuando tocó el turno del Barry atrabancado casi hace que salga volando por los aires dos veces. Oigan hay mucho bache en las banquetas carajo. La gente se nos quedaba viendo. Sortear los hoyos es un peligro constante. Imagino nuestras caras cuando en una ocasión por un pelo de rana rasurada salgo disparada de la silla. Laura me abrazó de susto. ¿Qué habría pasado si mis reflejos no me hubieses respondido agarrándome fuerte? Ah pues habría aterrizado en el suelo -¿Se puede aterrizar en otro sitio que no sea el suelo por dios?-. Me hubiese levantado y listo.
La gente quizá se sorprendería porque cómo puedo levantarme por mi propio pie si voy en silla de ruedas. El pp es inexplicable, hoy estoy caminando y al siguiente segundo ya no puedo dar un paso. Lo inexplicable es un sinsentido al que no hay que tomarse en serio.
El hospital de los renglones torcidos tiene todas las respuestas pero casi nadie quiere preguntar porque lo que uno quisiera es no estar ahí. Que preguntas ni que la chingada ¡Ámonos de aquí! El sufrimiento que se respira atrofia los sentidos. Y nosotros riéndonos. Barry se encarga de ello. Si yo fuera él creo ya lo habría abandonado. Sería como muchos que huyen a la primera prueba del "juntos en la salud y la enfermedad". No nací con madera de santo. Es más fácil huir. Ya luego en el final de los días me arrepiento y como diosito es muy bueno me perdona. Dice Sabina Bastante trabajo me ha costado cometer mis pecados para malbaratarlos en arrepentimientos vanos. Nada de perdóname Dios no sabía lo que hacía. Ego te absolvo... ¿Ya pecaste? Aguanta el castigo como los machos.
Y a todo esto ¿Qué tiene que ver Sabina, Dios y la chingada con la silla de ruedas? Npi, llevo tres noches sin dormir de modo que a estas alturas ya no sé ni lo que digo menos lo que mis dedos escriben. Tratar de entender es igual a preguntarse por qué el puto sol no se va si son las ocho de la noche. El sol anda más perdido que yo en este mundo de ocasos sin memoria.
(Podría regresar al rato a borrar errores pero la mera verdá me da flojera. Lo escrito dicho queda. Quiéreme tal como soy con y sin errores ortográficos. Del querer porque te quiero hablamos después cuando haya terminado de sacudir los polvos del olvido).



Gracias infinitas por leerme.















jueves, 17 de agosto de 2017

A besos entiendo, a veces no

María de los Dolores me hubiese gustado llamarme pa' que me dijeran Lola. Tengo cara de Lola. Fuerte, bravía, respondona, intransigente. Lola. Hola Lola, aí viene Lola. Lola. Lola. Lola. Maria de los Dolores. Sin ser hipocondríaca juro que me duele todo. Perdido mi destino con su partida concentro las fuerzas en fastidiar al mundo. Miren ustedes comencé con el dolor de muela, alueguito seguí con la otra y con la otra. No me quejo por deporte. Cuando digo me duele es porque así es y no se hable más. Me duele la cabeza. A cualquiera le dolería si trajera ese color zanahoria que me quedó cuando sin tener nada qué hacer, tomé un sobre viejo de tinte y me teñí el pelo blanco hermoso que tenía. Mi sello personal se volvió zanahoria. ¡Madre mía ¿Qué le hiciste a tu pelo. Pinche loca?! Parece que traigo el sol otoñal metido en la mata frondosa de cabello. No quiero que nadie me vea. Yo creí que se veía bonito. Lo siento por Barry. No voy a salir -tengo pena penita pena- de que me vean. Digo pues que me duele todo pero no me quejo. Me convertí de buenas a primeras en santa estoica. Me duelen los dedos de la mano gracias a la última caída. Los dedos gordos de los pies. Esta nueva forma de caminar de puntitas ha hecho de los huesitos de los pies un atolladero. Bailarina de ballet en despedida. Cual símbolo de bandera de pirata esquivo la vida de manera inadecuada. Me duelen los ojos, me duele el tiempo, el intelecto, las ganas y la costumbre. Me duele el tedio de las tardes sin sentido, me duelen los viernes, me duele la panza. Me duele el destino sin ti. En este tiempo contigo olvidé un poco los quebrantos. Soy de nacencia adolorida. ¿Cómo se vive sin ti? Mi tiempo era tuyo. ¿Ora qué hago? Los recuerdos se enredan en mi cerebro. El primer día de escuela cuando bailaste al escuchar los acordes del Himno Nacional tu carita de azoro cuando viste que nadie bailaba. Y yo, ¡Noooooo, el himno no se baila! Los llantos por las mañanas ¿Por qué tengo que ir a la escuela si ya fui mañana? las coletas chuecas. Mis consejos bobos. "Una señorita no debe salir sin perfume, sin un kleenex ni sin aretes ¿Escuchas? Te extraño. El abuelo te extraña. Los chihuahuas, los pájaros, mis plantas, Calixto, la casa. Todos. Min manos están vacías de ti. Los desapegos me cuestan tanto como encontrarle camino a una bala perdida. María de los Dolores del alma pa' servir a Dios o al diablo -es un decir ¿Eh? No lo crean tan literal. Tengo embarrada el alma de nostalgia por ti. El hacedor de nubes me dotó de mil dolores para que no olvide mis ganas de ser. Nadie descubrió mi potencial de actriz dramática. "Natalia se parece tanto a usted". La última enseñanza que le ofrecí antes de salir de casa: No necesitas de nadie para ser feliz. Ya me voy abuela, hasta luego. Hasta pronto muñeca. Hasta pronto La Bella Natalia. Voy a recobrar el rumbo. Al fin "La Angelita" nos escuchó. Tú estarás con quien más amas. Yo voy a seguir haciendo noséqué. Nomás guardo los sentimientos en una bolsita y me apearé de nuevo al mundo siguiendo el camino trazado. El destino se me perdió. No puedo parar los recuerdos. Bomba de destrucción masiva en la mente. Seguiré durmiendo con tu almohada entre mis brazos. ¿Recuerdas el juego que más te gustó? Si es no y no es si, ¿Me quieres abrazar? Si. ¿Si? ¡Pues abrázame no te quedes con las ganas! Nos vemos muñeca, vamos a buscar nuevas aventuras cada una por su lado. Te quiero más que el sol envenenando mi piel. Te amo más que a mi iPad. Eso es muchísimo abuela. Abuela Lola. Chau preciosa cómete el mundo, aí me guardas un cachito en lo que tomo aire y aprendo a vivir sin ti pero contigo. Ganamos.

sábado, 5 de agosto de 2017

El llanto del gato

Varias cosas quedaron en evidencia después del accidente de Barry -todo bien gracias- y de mi millonésima caída -el piso se ha vuelto el lugar más visitado por mi eb los últimos tiempos- quedó en evidencia que podemos hacer mil simulacros pero a la hora de la verdad reaccionamos de forma inesperada. Podemos perder la cabeza pero siempre habrá alguien que la mantenga fría y actúe como se debe. Ojito -como decía Emilio- las lágrimas no ayudan. Hay que morderse un huevo para que no fluyan. Aspiren aire y déjenlo salir suavemente. ¡Listo! A lo que te trufe chencha. La siguiente cosa es que Barry y yo somos iguales -no mucho. Él es bromista yo sot más seria que el color negro- ninguno acepta ayuda. Si alguien ofrece una mano -¡Usha vete yo puedo solo- la desdeñamos inconscientes del daño que ocasionamos en el corazón de quien solícito la ofrece. ¡Déjame chingao, yo puedo sola! Otra cosa es que dado nuestra forma de ser, el "carajo" se vuelve el lugar preferido a donde mandarnos. ( A la chingada ya no vamos, está lleno de imbéciles. Nosotros seremos un tanto pendejos pero no imbéciles). La última evidencia es que dos niñas no pueden solas manejar una vida enferma. Los dulces ayudan pero no son remedio. La última última es que si hubiese sabido que me enfermaría de pp habría aplicado mi frase favorita: de haber sabido ni nazco. Viene a cuento porque nunca me gusto trabajar por el simple hecho de detestar recibir órdenes de un supiritaco preparado más que yo. Preferí poner mi libertad en manos de Barry. Con él soy más libre que un pájaro enjaulado. Conservo lo mas preciado en mi: la libertad de mi consciencia. Lo demás se consigue fácil. No pido que me entiendan. No pido nada más que conservar serenidad en mi alma. La última de veritas -no se rían- las circunstancias me orillaron a manejar sola mi silla de ruedas. Como siempre es Barry el que me conduce en ella no había reparado en que yo podía maniobrarla sin ayuda. Estúpida de mi, hasta aprendí a manejar las dirëccionales. Mátenme o algo. Y decían que yo era muy inteligente. Imaginen cómo estarán las pendejas. Descubrir que puedo manejar mi silla de ruedas no me deja bien parada. Río pa' no llorar. Ay. Me voy, tengo que encontrar la manera de pagar el tiempo y las distancias que recorren algunas personas para regalarme su tiempo y dinero para las putas medicinas. De haber sabido que en los límites de la existencia tendría una enfermedad incurable, habría terminado la universidad. Habría estudiado mil maestrías y obtenido ochocientos doctorados nomás para poder cubrir los gastos del pp pero preferí casarme, tener mi casita y mis hijitos pues ni modo. A darle que es mole de olla. A trabajar que las medicinad esperan a por mi. Ustedes se preguntaran ¿Y el gato qué chingados tiene que ver aquí? Muy fácil mis queridos, Calixto o sease mi gato salió huyendo con el escándalo que se formo en mi caída. Regresó bien entrada la noche arañando la puerta maullando por su ama. Y ya es todo. Ora si se los juro. Regresaré cuando el sol salga de noche o cuando te encuentre en mis sueños. Aí los vidrios nos cortamos (pa' que me entiendan, aí nos vemos).

jueves, 27 de julio de 2017

Saluton al vi

Cuando alguien llega a este blog lleno de palabras gastadas, empanizadas con polvo de olvido.
Énfasis en polvo sombrío.
Diluyen la entendedera en palabras sin sentido.
Ecuánime y culto lector sal de aquí antes de arrepentirte por el vacío 
inocuo de un texto surrealista quizá.
¿Eh?
Hay palabras que no se llevan bien. Me lo dijo el otro día un escribidor borracho.

¡Knock! ¡Knock! ¡Knock!
-¿Enibary jom?- pregunta el despistado que llegó puchando uno y otro link.

Nadie responde. 

Entran echando un vistazo a lo inmediato. Posts desgastados, olorosos silencios tatemados por infiernitos volubles.
Mirada perdida en un lugar del infinito.

-Jai, ¿Can yu hir me?- 

Última fecha del texto. Uhhh esto huele a abandono.
Para mi el abandono empieza en el instante mismo que huyo de aquí.
Mi segunda vida,

Si les llama la atención leen los diferentes escritos que adornan el blog en pasmoso estilo churrigueresco junto con imágenes desnudas de tanto mirar.

Mirada de soslayo que enamoró a uno que otro masoquista despistado cuando no se sabía de qué color era tu alma. Incluso en letras el amor se da a desear. Pa´ que no se diga que los amorosos pululan por aquí. Es cosa diferente en la igualdad. 
Me conquista ese sentir -según tú- pero no te lo digo para que no corras peligro de caer de lo alto de tu ladrillo.
 Querencia ignota. Amores sustentables. De amor se tiñe la calma.

Alueguito se mira que sencilla no es por más que las palabras dictadas por el espíritu de un escritor frustrado en las noches aciagas de plenilunio cuando el sueño se demora en otros ojos.
Si la ves amigo dile que no se corte el pelo.

-¡Jelou!- 
Asoma la cabeza alguien cotidiano. Taciturno lector costumbrista. Don let mi daugn plis. Te lo digo a ti silencioso artista de letras pausadas. Y a ti, a ti, a ti, y a ti, y al de más allá, y al de acullá. ¿De qué tamaño es tu infierno?

Te vas. Se van. Te fuiste. Mejor no entro, esto huele a naftalina y a miados de gato.

Después de acariciar con esos ojos que arden de tanto mirar el amor eterno las últimas letras. Sales de este proyecto de escribicionista un tanto desolada por los cambios de miradas. Acróbatas del desafío diario de no enloquecer ante tanto que se lee en este mundo quesque virtual. Salir airoso del vertedero de lágrimas de algunos, victimistas otros, poetas vanguardistas, heroínas de mijitos, padres amorosos, solteros infalibles, groseros victoriosos. Yo sin ti y tú sin mi sobreviviendo los viernes a la vista de un acantilado. Tan cerca.. Tan lejos.

-Hola tú-

De puntillas pa´ no despertar a los espectros cierras con sigilo la puerta con un click suavecito.

Atrás de esta, sin haber hecho el mínimo ruido me dejo caer como caricatura pegadita a la pared donde todo el tiempo estuve mirándote. Mirándolos. 
Ojos impávidos.

Suspiro -arrojo de valor tardío- musito: No se extraña lo que no se ha ido. Siempre he estado aquí en obligado silencio para no boicotear la vida perfecta que afuera construyo con zapatillas nuevas. 

Presta estoy a la consigna de lo estipulado. 
Tu Dios se ha puesto de mi lado. 
Aquí sigo sin esperar la muerte que un día ha de llegar.
Amas la vida. 
Secreto de confesión guardado en las entrañas
porque no quiero que piensen que tengo corazón.
¿Y aluego qué sería de mi?

















miércoles, 12 de julio de 2017

Historias vagabundas

Esto es una carrera de resistencia. No gana el más fuerte. Tampoco el que más dinero tiene. El dinero y la familia son un plus con el que pocos -muy pocos- cuentan. Resisten un poco más pero no es garantía de ganar. Podría decir que la actitud ayuda pero estaría mintiendo. Igual da. Los últimos días del ciclo escolar se ven muy lejanos. Voy a vender todo menos mis hongos. ¡Oferta! Somos --hoy especialmente- tres zombis deambulando por la casa fría. Húmeda. La lluvia nos tiene en sus manos. No me quejo estoy en mi hábitat, ¿Qué más puedo pedir? Nada. Ah si, ya me acordé. Quiero un café calientito. Comida caliente. Es todo. Es poco pero es mucho. Es todo. Los saludo desde este lugar del mundo. Me voy. Hoy no hay iPad para nadie. Si la vida marcha hoy recobraré la parte esencial de la casa. Mi cocina. Hoy espero también perder el miedo a entrar. Hasta luego, hoy algunos alguienes esperan por mi. Hoy para empezar pido un café caliente pero no servico en mi cama -ni que estuviera enferma- lo quiero cerquita de ellos. Es todo. Sonrían' la vida es bella -dicen a mi no me lo crean- yo por mi parte desde lo alto de mi cama sonrío -como dice alguien- voy a tomar el mundo por montera. Eso haré. Y si no pues no y ya está. Hoy no hay avisos ni disculpas ni reproches. Con la venia de ustedes largome allá abajo. Chido

martes, 4 de julio de 2017

Entonces...







.. no encontré el acta de matrimonio para saber qué día me casé. Lo que recordé entre tanto revoltijo de añoranzas -apenas supe porque yo ni en cuenta, la hermana favorita de Barry no fue a la boda -muero de risa ¡Por Dios!-. (No se rían para una hermana favorita no es cosa de risa). 

Qué se puede esperar de mi si en la boda por la iglesia perdí las moneditas esas que dan pa´que no falte ek dinero -ahora entiendo todo-  y el tocado y... pero nunca la vergüenza. Ah también perdí los anillos. ¿Qué? No me vean feo ¿A poco a ustedes nunca se les ha perdido nada? 

 El asuntechi -diría Chaly- es la razón del porqué no encontré el acta susodicha. ¡Nunca fuimos al Registro Civil por ella! Cabría aquí un ¡Mátenme o algo! Peo nah, esa no es razón válida para morir. Nomás tengo una copia -la que dan para después recoger la original- que he guardado toda mi pinche vida. Pinche de pinche no crean que porque de verdad ha sido pinche. Digo perra vida pero a Emilio no le gusta que diga así' tonces le cambio el "perra" por el "pinche" se oye más mono ¿No? 

 Como sea Barry y yo moriremos juntos para finalmente separarnos en el adiós verdadero. Y es que no puedo pedir que sus cenizas y las mías sean mezcladas para seguir juntos por toda la eternidad porque -ustedes lo saben por mi- soy muy voluble y al rato voy a regresar de los infiernos a pedir a Los Hijos de Suchi separen las cenizas de Barry ¡Que yo quiero las mías, joder, y a ver cómo le hacen! Por eso mejor seguiremos juntos peto no revueltos. Él amando a las flacas, huesudas lombricientas y yo a Enrique. Claro que en el fondo peto muy requete en el fondo seguiremos amándonos.(Eso digo yo. A él me abstendré de preguntárselo no vaya a ser el diablo y ora si deveritas se los juro me suicido arrojándome desde lo alto de mi cama o mínimo muero poco a poco de dolor sangrante de mi corazón bendito si me entero que ha dejado de amarme ay). 

 Orita vengo nomás no me esperen parados porque se van a cansar.









sábado, 1 de julio de 2017

¿Qué día fue?

  1. Nos casamos un día de julio. Él porque sí. Yo ¿Por qué no? Fue un día de julio. Un viernes. Los padres serios. Los novios serios (no era para menos). Los invitados serios. ¡Cuanta seriedad! Como en los pueblos todos nos fuimos caminando al registro civil (¿Se escribe con mayúsculas? Npi). Regresamos igual pero casados. El juez nos leyó la epístola de Melchor Ocampo. Si si si, esa que dice básicamente que el hombre fuerte y viril debe proteger al débil o sea su mujer. Esta debe ser tierna, compasiva y OBEDIENTE (Permítanme morir tres veces de la risa. ¿Yo obediente? Habrase visto tal desatino. Barry y yo debimos haber estado sordos, no encuentro otra explicación a nuestra seriedad de entonces. Ya me imagino al buen Barry con su látigo de amo azotando mi espalda de esclava mientras yo beso el suelo que pisa. Si amo... Usted manda, yo obedezco. (Permiso, voy a morir de nuevo de risa). Oigan, ahora que recuerdo. Nadie estuvo feliz en la vida si no ¿Por qué nadie está sonriendo en las fotos? Después de todo eso llegamos a casita paterna. No pregunten qué pasó porque ni me acuerdo. Lo que si recuerdo es que mi hermana mayor puso un mantel blanco donde novios e invitados estampamos nuestra firma. Tiempo después mi hermana las bordó (Ya saben ustedes, las hermanas mayores de antes hacían maravillas de la nada) y me lo obsequio. Mucho tiempo guardé el mantelito hasta que un día dije: Chingue su madre lo voy a usar para qué lo quiero guardado. El tiempo y mi uso desmedido de cloro (Si fuera psicóloga habría encontrado en él la razón de mis demonios). Decía que el uso y el cloro hicieron que el mantelito se fuera desgarrando algo así como al amor eterno le sucede. ¿Dónde quedó ese trapito? Sepa la bola. El olvido terminó con él. La cosa es que leí en twitter las estupideces esas de los nosécómonombrarlos marcando tendencia cos sus "Bienvenido julio", "Sorpréndeme julio" y toda esa sarta de tonterías que me niego a creer sean optimistas los que lo escriben. Yo creo han de ser pendejos. No encuentro otra explicación a semejante barrabasada. Se me acaba de ocurrir algo para poner en aprietos a Barry. Le voy a preguntar: Cariño mío ¿Sabes qué fecha es hoy? Obvio me va a decir que no. Si yo no sé el día que vivo él menos. Los hados de la desmemoria nos han tomado bajo su protección. Barry no va a saber qué día es hoy, entonces le voy a preguntar: Sol de mi vida ¿Qué día nos casamos por el civil? No lo va a saber porque como la mayoría de los hombres olvidan las fechas importantes. Eso haré en cuanto se despierte. Mientras tanto voy a leer de nuevo la epístola esa caduca para reirme todo lo que no el día de mi boda. Si acaso dejo que la duda me carcoma, iré al baúl semivacío de los papeles importantes. Buscaré hasta el fondo el acta de matrimonio y veré la fecha impresa. Si, eso haré. Después de una larga vida juntos sabré ¡Por fin! Qué día empezamos a vivir una vida que muchos decían no duraría por mi carácter altanero y caprichoso pero mírenme aquí sigo con el alma en los labios amando al hombre que ha sido el amor de mi vida pero ¡Malditos peros! nunca lo ha creído. Así es esto. Ni siquiera a Enrique amé tanto. Mi vida es un verdadero culebrón de los buenos no de los de ahora. Absurdos y ñoños. Y ya, se acabo por hoy. Al rato corrijo errores y hago sus debidas pausas. Me ha entrado la ueprgente necesidad de saber qué día me casé. (ni estas).

martes, 27 de junio de 2017

Días sin memoria

De todo aquello queda un incierto misterio. 
El dejo de las letras borda en las memorias recuerdos rococó en vidas que jamás se cruzarán. Lo que te gusta dice mucho más de lo que quieres. La niña-adulta discute contigo sobre el guardarropa. ¿Dónde estabas mientras ella crecía? 
El tiempo se va. Luces caóticas del amanecer desdibujan los sentidos. Temes perder el color de tus pétalos. Vas quedándote sola. ¿Y tú cuándo te vas a morir? Guerra sin balas. 
Mexican Margarita revela un destello de complicidad española. Nadie puede entender. ¿Hay quién quiera hacerlo? Las campanas de la iglesia de ricos toca a difunto. Sin saber dónde poner la mirada se dejó abrazar. ¿Desde cuándo pasó? Las costumbres como el amor se diluyen con agua de lágrimas. Un ejército de saltimbanquis para limpiar mi casa. Queda poco espacio en el corazón. ¡No me pidas que me quede! 
El tequila y la música redoblando esfuerzos por mantener alejada la melancolía. 
A mi se me hace que eres pura payasa. Y a mi se me hace que eres puro pendejo. 
Él se está quedando sin memoria. ¿Este teléfono también se puede arrojar por los aires? Los brotes de furia renacen los jueves por la noche. ¡No! Gritaron ambos dos a la par de juntos los Hijos de Suchi sorprendidos por mi infantil pregunta. Mi celular es indestructible. Lo arrojo lejos lejos, se parte en tres para pasada la furia armarlo y seguir como si nada meramente como yo. 
A ti que en mi memoria llegaste para nunca partir.
El lago de los cisnes se quedó sin su espigada bailarina. 
Me regaló las ganas de escribirle un gracias atolondrado. Las musas tienen delirio de persecución. Ah y también les duele la panza. ¿Qué color de tinte usa? Cuando reparé ya tenía a mis espaldas a cuatro mujeres interrogándome sobre el pelo blanco que luzco. ¡Usha no me hablen, yo ni las conozco! Tu legado es El encanto del erizo. ...¨soy pequeña, fea, gorda...¨ me recuerda a alguien cuya memoria insiste en pervivir en cada uno de los rincones de esta casa. 
¿Y si un día se pierde? Shhh calla, eso no pasará.
No hagas caso de lo que resulte, vivo en permanente estado catatónico.
-Todos debemos luchar por nuestra justicia-dice ella. Luchemos pues.
¿Dónde venderán valor?
Quise ignorar a la parvada de cacatúas pero unos ojos cafés de rizadas pestañas no se apartaban de mi.
Lo que para unos es ejemplar perfección para mi son sólo ganas de joder.
¿Quién querría en este mundo vil ser ejemplo de alguien? Levante la mano
para lanzarle la primera piedra.


adiaŭ












sábado, 24 de junio de 2017

El amor es fácil de entender

Para desahogarme necesito estar triste -no vale, es mi estado natural- o estar enojada para aguantar que la computadora voluble se apague cada que se le calienta el cerebro.

¨Cuídate para que no te cuiden¨, decía una página a la que me invitaron. No hagan caso niños o so, Hagan lo que quieran mesmamente como yo.
La cosa es que sobreviví una noche sola. No me feliciten, no es cosa de aplausos. Los bichos me asustan mucho la mera verdad. Me ahuyentaron de muchos lados de mi casa. Mi cuarto es el refugio seguro onde ellos no entran.
Les he dicho miles de veces que ya no quiero estar aquí pero nadie me escucha. La paranoia y los olvidos rondan por aquí. Háganme caso. Sé lo que les digo.
¿Qué? ¿Creen que estoy loca? Nómbre mijitos ni loca ni nada. Doy fe de ello y si no me creen pregúntenle a mi neurólogo o a la señorita médica.

Hace rato que amaneció. No quería vivir este día pero los chihuahuas, Calixto y los pájaros no saben de nada más que de comer y dormir. Igualito que yo.

A veces pienso que necesito de alguien para vivir pero cuando amanece el día y poco a poco voy haciéndome dueña de mi cuerpo, sé que estoy lista para seguir otro puto día más. 

Me siento como los niños que están aprendiendo a caminar. Les da miedo dar un paso aferrándose a lo que encuentren en el camino. Casi siempre la mano de mamá o papá o de un clavo ardiente para no caer.

Pues eso, estoy aprendiendo a caminar de nuevo. En realidad lo hago todas las mañanas cuando mis pies olvidaron cómo es dar un paso. Hay que volver a empezar.
No se preocupen por mi si algo me pasa serán los segundos en saberlo, Después de todo son mi familia de caras desconocidas.


Bueno abur.

















miércoles, 7 de junio de 2017

Solecito








Soy un perro triste,
arrinconado,
solitario.
No quiero que nadie me vea,
no quiero nada.

¿Por qué si soy un sol?
Demasiado para alguien como yo.
Tan yo.
Tan apagado
ya.

Debo mantener la cabeza quieta,
debo mantener la cabeza
debo mantener
debo
la cabeza quieta.

La mente no da más.
El cuerpo cansado está.
El motivo
sigue ahí
yo
ya
no.



¡Mátenme o algo!
¡Por favor!


















viernes, 2 de junio de 2017

Concierto en Do mejor

(Cuento de viernes pa´ manecer en sábado)


Después de recorrer el mundo cosechando innumerables triunfos ha llegado a este lugar alejado de la civilización la Gran Orquesta de Grillos Alucinantes dirigidos por el excelso tenor José Dosbarrios de Altas Alcurnias quién además funge como solista, director de orquesta, capitán del barco y taquillero cuando se ofrece.

El concierto en do mejor que hoy presentan a cuatro patas de su éxito mundial ¨Para no dormir¨, los afamados pianistas Juan y Rudifuldo Gómez Perellón, haciendo una parada especial en esta gira en colaboración con Gabino Torrelaguna, barítono de bajos vuelos caído en desgracia tras el abandono de su amada de toda la vida Loretta Armengol. Nadie nunca antes cayó más bajo del suelo porque no había más donde caer.

También estarán en el escenario la mezzosoprano Águeda Saltelongo y el barítono Carmelo Martínez Pérezruíz y Sánchez en su gira de despedida del bel canto.
El evento está programado a la medianoche en la casa de la esquina donde siempre se ha ubicado. Para más señas la de zaguán rojo y blanco, ahí merito. Un letrero de barro de Oaxaca con la leyenda ¨Este hogar es católico, no admite protestantes¨ indica que ya llegaron.

Los asistentes podrán deleitarse como si estuviesen en primera fila, que digo en primera fila  como si estuviesen pegaditos a sus oídos. 

En la sala, en la cocina, en el patio trasero, en los baños, en las escaleras, en el hall, arriba del baúl, etc. Donde ustedes se encuentren en absoluta comodidad podrán sentarse, acostarse, permanecer como soldados en formación. Como se les antoje. La acústica es muy buena. 
Se recomienda tener mucha paciencia dado que los grillos músicos no se callan hasta que se callan. Ni antes ni después porque así son ellos, un poco necios.

Habrá un pequeño intermedio cuando a algún músico se le de la gana estirar las patas. Nadie podrá abandonar el anfiteatro so pena de ser abucheados por los presentes. Aí se lo haigan si se les ocurre salir manque sea a fumarse un cigarrillo de hoja verde. 

Si la dicha es mucha y el placer es poco podrán terminar la noche sin haber pegado el ojo pero muy felices. Los ojos de cotorra llorona se desinflaman con bolsitas de té de manzanilla sobre los párpados. No vayan a creer que tomado ¿eh?

Al final del concierto podrán acercarse a los grillos digo a los músicos para hacerles una que otra observación (por si acaso exista alguno que no haya visto los bichos de cerca y quieran saber de qué color tienen los ojos).

Como cortesía de la casa se ofrecerá un ambigú consistente en croquetas de malvón, salpicón de huele de noche, orugas tibetanas en salmuera. Croissant engarzado con volutas de jamón serrano traído de allá muy lejotes. Macerado de lomo de mosco zancudo. De postre Parfait de leche de cabra sangrona y Patas de araña esquinera rociada de chocolate blanco con un pis de licor de borlote.

Todo servido con los mejores vinos traídos de los exclusivos viñedos de Dn Pedro de la Garza y Garza de los Garzas ubicados por donde vive la señora de los tacos. No la de delantal y rebozo de bolita. Esa no. Yo digo la de los tacos de guisado de a dos por cinco o tres por diez según les salga más barato.

El personal de servicio vestido de etiqueta les atenderá en cuanto asomen las narices. La propina corre por cuenta de la casa.

Quedan cordialmente invitados al último concierto que se celebrará antes de la llegada de La Gran Fumigación.

Los esperamos pero apúrenle muchachos, córranle.


Atentamente


Los habitantes de aquí merito.















Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje